La gran importancia de la paz mental

Toda persona en su vida tiene un momento en el que llega a tocar fondo, en ese momento es cuando la persona aprende a valorar lo realmente valioso que es la paz mental. Cuando todo a tu alrededor se derrumba y tu único deseo es que todo vuelva a la normalidad, poder cerrar los ojos y al volverlos a abrir que nada haya ocurrido. Y es que para muchas personas cuando están pasando por una mala racha, su cabeza les bombardea de pensamientos negativos y esto les genera una ansiedad y malestar terribles.

En mi caso, todo empezó después de una mala racha, de la que parecía que iba a poder salir. Hasta que después de leer mucho sobre la salud y paz mental, puede conocer unos hábitos que harían que mi vida fuera mucho más relajada. Uno de los libros que me ayudo a esto fue un resumen de El monje que vendió su Ferrari.

La felicidad, el equilibrio y la paz interior

Los conceptos mostrados en el título, son lo que muchas personas luchan por conseguir durante años. Y es que puede parecer fácil pero para la gran mayoría son 3 cosas muy complicadas de mantener en su vida. Ya que a todos la vida nos pone obstáculos día tras día, los cuales tenemos que esquivar y seguir con nuestro camino. Pero pocas veces nos paramos a pensar y a reflexionar con nosotros mismos para saber en que estado nos encontramos.

Ahora vamos a enumeras algunas de las acciones que pueden ayudarte a lograr conseguir esos estados, antes de nada hay que decir que no es algo fácil, como hemos comentado hay gente tarda años en lograr la armonía interior:

    • Meditación: Una de las acciones que más beneficios trae en el aspecto de la salud mental.
    • Desapego: El desapego nos ayuda a liberarnos, es algo que pocas personas practican y que trae muy buenos resultados.
    • Aceptar la incertidumbre: Hay que aprender a aceptar y que hay cosas que no podemos controlar por mucho que queramos.
    • Aprender a ver todo con perspectiva.

Aprender a obtener la paz mental

Y como comentábamos esto es lo que muchos cada día intentar aprender y más en tiempos como los que estamos pasando, con esta pandemia. Ya que se puede comprobar como comparten la mayoría de cadenas de televisión o periódicos. Y es que las personas con ansiedad y depresión, se han multiplicado en estas fechas. Y es que la verdad es que la situación es propicia para que sea complicado mantener ese equilibrio.

Son tiempos muy difíciles para muchas familias, ya sea por tema económico, de salud o por haber perdido a algún familiar cercano. Aparte de que muchas familias no pueden juntarse y la soledad es un mal aliado para lograr la paz mental. De hecho hemos podido comprobar como estas navidades, han sido muy diferentes a las últimas para la mayoría. Debido a las restricciones tanto de movilidad como del número de personas que se podían reunir.

Y es que como conclusión de todo esto tenemos que entender que el tema de la salud mental, no es ninguna broma. Es un tema muy serio y que nos tiene que preocupar, al igual que nuestra salud física, porque son igual de importantes ambas. Tenemos que aprender a parar cuando sea necesario y observar lo que necesitamos. Si tenemos que tomarnos un respiro, hacerlo, porque eso nos hará llegar más lejos, hay veces que es mejor parar, para poder continuar con más fuerza.